La Biblia es la Palabra de Dios, y como líder del grupo pequeño, es imperativo que una y otra vez, anime a su gente a volver a ella (Gálatas 1: 11-12; 2 Timoteo 3: 14-17; 2 Pedro 1:20 -21, 3: 15-16). De esta forma el Espíritu Santo usará su intencionalidad para llevar el poder de Su Palabra a los corazones de todos y trabajará la transformación a través de las conversaciones de su grupo (Hebreos 4:12; Romanos 1:16). ¡El estudio bíblico del primer siglo tenía que ver con la comunidad y era tan relevante para hacer discípulos en ese entonces como lo es hoy en día! De hecho, el Nuevo Testamento fue escrito para ser leído en voz alta y experimentado juntos en las comunidades emergentes de creyentes que se reunían en los patios del templo y en las iglesias en las casas (Hechos 2:36, 5:42).

Como nuestro estándar de verdad, la Biblia lo ayudará a navegar a través de las aguas de las conversaciones espirituales que fluyen y refluyen a medida que cada persona busca aplicar la Palabra de Dios en su vida. Dietrich Bonhoeffer ofrece esta idea: “Un cristiano necesita otro cristiano que le hable la Palabra de Dios. Lo necesita una y otra vez cuando se siente inseguro y desanimado, porque por sus propios medios no puede ayudarse a sí mismo sin [distorsionar] la verdad … El Cristo en su propio corazón es más débil que el Cristo en la palabra de su hermano; su propio corazón es incierto, el de su hermano está seguro”. Mi aprendizaje de la Palabra de Dios se acentúa cuando escucho las percepciones de los demás. Su perspectiva agregada a la mía da a las cosas a un enfoque más claro.

Sin embargo, a veces hemos escuchado a alguien refiriéndose a la verdad bíblica, pero a medida que avanzaban, nos sentimos inquietados por lo que se decía. Más tarde, al examinarla a la luz de la Palabra de Dios, nos dimos cuenta de que lo que se dijo no armonizaba en absoluto con la Biblia. Desafortunadamente, esto sucede en grupos. Incluso aquellos que conocen muy bien la Biblia necesitan volver a ella una y otra vez. De lo contrario, las personas tienden a leer en la Biblia lo que piensan que dice en lugar de permitir que forme e instruya su opinión sobre un pasaje.

Como líder de Grupo Pequeño, hay cosas que puede hacer para que las personas vuelvan a la Palabra de Dios continuamente y ayudarlas a ser más receptivas al Señor que les habla a sus corazones a través de ella:

  1. Ore. Pídale al Señor que imparta su sabiduría y revele más sobre Él a los miembros de su grupo pequeño mientras buscan comprender y aplicar Su verdad a sus vidas durante los momentos de estudio bíblico y discusión en grupo.
  2. Aclare desde el principio que su grupo pequeño tendrá la Biblia como autoridad. Es decir, la Palabra de Dios funcionará como la prueba de fuego definitiva para la verdad y será su guía respecto a cómo cada uno puede llegar a ser más como Jesús.
  3. Desarrolle un entorno en el que la “comunidad bíblica” pueda crecer al traer continuamente su discusión sobre la persona de Jesucristo. Pregúntese repetidamente: “¿Cómo se relaciona esto con Jesús? ¿Cómo quiere Dios que responda a esta verdad para que pueda acercarme más a Él y caminar como lo hizo Jesús? ” (1 Juan 2: 6)
  4. Incluya a todos. Sea intencional en atraer a todos al proceso de leer e interpretar lo que la Biblia tiene que decir sobre los asuntos de la vida. Una forma sencilla de hacer esto es reconocer cada contribución porque esto fomenta la participación. Mientras más libres se sientan las personas para compartir, más energía habrá en las conversaciones de su grupo pequeño.
  5. Afirme. Afirmar a las personas en su búsqueda de comprender la Palabra de Dios. Invítelos a leer, interpretar y aplicar las verdades de la Biblia a la vida. Haga discípulos desafiando a los miembros de su grupo pequeño a responder a la Palabra de Dios en su vida diaria.
  6. Lea todo el pasaje de las Escrituras que está examinando lentamente y en voz alta. A veces es útil leer diferentes traducciones de un pasaje en el que te estás enfocando porque diferentes palabras pueden ayudar a las personas a ver la misma verdad desde diferentes ángulos e inspirarlas.
  7. Inicie una “pausa” en la conversación de su grupo si alguien hace una declaración teológicamente inexacta. Pídale a la persona que aclare. A veces, esto aclara cualquier malentendido o falta de comunicación. Si no es así, busquen como grupo en la Biblia y procuren entender juntos. No tiene que ser un viaje de confrontación … juntos. Si no se llega a ninguna claridad o conclusión, está bien investigar la pregunta y volver a ella en su próxima reunión.
  8. Tómese su tiempo, especialmente en los pasajes más difíciles. No tenga miedo de usar “herramientas” para profundizar más. Primero permita que su grupo pequeño se esfuerce por encontrar el significado del texto antes de buscar recursos de ayuda. ¡El Espíritu Santo debería ser su primera ayuda para el estudio de la Biblia! En otras palabras, considere como recursos secundarios  los comentarios bíblicos y los diccionarios para el estudio de la Biblia de su grupo.

Estas prácticas fomentarán conversaciones basadas en la Biblia, ayudarán a las personas a enfocarse en Jesucristo y profundizarán la experiencia de todos de comunidad bíblica. ¡Tenga la seguridad de que los miembros de su grupo pequeño se irán siendo más como Cristo después de cada conversación impulsada por la Palabra porque la Biblia es inspirada (inspirada por Dios) y Él está con usted (Mt 18:20)!

❖  Autor:Reid Smith

Reid se desempeña como Director de Comunidades con Propósito para la Red de Grupos Pequeños y ha sido Pastor de Grupos en la Iglesia Christ Fellowship en el Condado de Palm Beach, FL desde 2008. Ha estado equipando líderes en iglesias de todos los tamaños y etapas de crecimiento para que sean efectivos. Haciendo discípulos desde 1996. Reid ha sido un autor colaborador para GRUPOS PEQUEÑOS de Christianity Today, LifeWay’s Ministry Grid, y desarrolló la capacitación en grupos pequeños para la Red de Envío de la Junta de Misiones Norteamericanas. Una de las maneras en que expresa su amor por ayudar a los líderes a comenzar y multiplicar grupos saludables en todas sus iglesias es a través de www.reidsmith.org.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here