COMO ELEGIR UN SISTEMA DE GRUPOS PEQUEÑOS QUE FUNCIONE

0
301

Según Dictionary.com, la definición de la palabra “sistema” es: “un conjunto de principios o procedimientos según los cuales se hace algo; un esquema o método organizado “.

A veces tenemos miedo de los sistemas en el mundo de los grupos porque sentimos que se supone que la comunidad ocurre de manera orgánica, no a través de un esquema organizado.

Pero en esencia, un sistema es simplemente una forma de ayudar a las personas a saber qué hacer a continuación y cómo hacerlo.

Si los grupos son nuestro camino principal para multiplicar discípulos, entonces nuestra gente necesita un buen sistema para saber qué son y cómo lograrlo.

Hay muchas estructuras grupales para elegir y no hay un sistema que se adapte a todos.

Cada iglesia tiene que hacer el trabajo de descubrir quiénes son sus personas, cuál es su visión y misión, y luego elegir y ajustar un sistema que se adapte mejor a su realidad.

Tampoco existe un sistema perfecto. Cada uno tendrá sus pros y sus contras que deben sopesarse antes de ponerlos en práctica. Aquí hay seis de los sistemas de grupos más populares y los pros y los contras de cada uno.

  1. GRUPOS ABIERTOS

Un sistema de grupos abiertos ofrecerá principalmente grupos que estén abiertos a agregar nuevas personas a lo largo de la vida de los grupos. Esta estructura funciona especialmente bien para grupos en el campus en un modelo de tipo escuela dominical más tradicional.

Ventajas: Los grupos abiertos dan la oportunidad a los miembros del grupo de ser misioneros en sus círculos de influencia. Se les anima a invitar a amigos y vecinos a unirse a sus grupos en cualquier momento.

Los grupos abiertos también brindan a los nuevos asistentes a la iglesia un lugar para conectarse de inmediato. Su primera visita un domingo puede incluir una experiencia de estudio bíblico en grupos pequeños.

Contras: puede ser más difícil para estos grupos lograr que las personas se responsabilicen y el constante agregar de nuevos miembros  los hace vulnerables.

Además, puede ser difícil para los nuevos miembros sentirse cómodos en un grupo existente si aún no tienen relaciones allí.

 

  1. GRUPOS CERRADOS

Un sistema de grupos cerrados ofrecerá principalmente grupos que estén cerrados, después de un período de registro inicial, y durante toda la vida del grupo. Esta estructura funciona especialmente bien en grupos en casa fuera de la iglesia.

Ventajas: Los grupos cerrados pueden lograr la comunidad y la responsabilidad más rápido que los grupos abiertos. Sin la posibilidad de que lleguen nuevas personas, los miembros del grupo pueden ser más abiertos con sus vidas.

Contras: si los grupos cerrados permanecen juntos más de dos años sin multiplicarse o agregar nuevas personas, pueden volverse obsoletos y posiblemente tóxicos.

Comenzarán a tener las mismas conversaciones sobre los mismos temas y, como resultado, el crecimiento espiritual puede verse atrofiado.

 

  1. GRUPOS MISIONALES

Un sistema de grupos misionales animará a los miembros de la iglesia a reunir su grupo de la comunidad en la que viven.

Ventajas: Los grupos misionales tienen una forma naturalmente evangelista. En lugar de depender de la iglesia para llenar sus grupos con asistentes, los líderes están capacitados para ver a su comunidad como un campo misionero.

Algunos líderes de grupos misionales se trasladarán a un lugar específicamente para formar un grupo allí.

Contras: puede ser mucho más difícil lanzar y mantener un grupo misional. El listón del liderazgo tiene que ser más alto porque el grupo es verdaderamente un microcosmos de la iglesia.

Además, es más difícil ayudar a los nuevos asistentes a unirse a un grupo misional, a menos que ya vivan en una comunidad donde ya existen algunos grupos.

 

  1. GRUPOS DE DISCIPULADO INTENSIVO

Un sistema de grupos de discipulado intensivo ofrece principalmente reuniones más pequeñas de 3 o 4 miembros del mismo sexo para un discipulado, conversaciones y responsabilidades más profundas. En ocasiones, estos grupos se denominan “Grupos D”.

Ventajas: Los grupos pequeños más grandes de 8 a 12 personas son perfectos para la comunidad, pero no siempre son los mejores para las conversaciones de responsabilidad y discipulado. Especialmente si son de género mixto.

Todos necesitamos este nivel de comunidad con algunos otros para ayudarnos a profundizar en nuestro caminar con Dios.

Contras: No todos en la iglesia están preparados para este tipo de grupo. Si se comunica con personas de fuera el fin de semana, necesitan un lugar menos intrusivo para probar las aguas de la comunidad antes de sumergirse en un grupo de discipulado intensivo.

 

  1. GRUPOS DE ASOCIACION LIBRE

Un sistema de grupos de asociación libre ofrece a los asistentes la oportunidad de formar grupos en torno a algo que les apasiona o que ya están haciendo con un grupo de personas.

Por ejemplo, un grupo de hombres, que ya se juntan para andar en bicicleta los fines de semana, puede ser un grupo de libre mercado.

Ventajas: Los grupos son mucho más fáciles de formar. Las personas que ya están viviendo la vida juntas pueden agregar algo de “tiempo con Dios” para ayudar a los miembros a crecer espiritualmente a través de las relaciones.

Además, las invitaciones a unirse a un grupo son más naturales que pedirle a alguien que vaya a una casa para un estudio bíblico.

Contras: Si bien la comunidad se logra fácilmente en un grupo de libre mercado, el discipulado puede no serlo.

 

  1. GRUPOS EN LÍNEA

Antes de la actual crisis de COVID-19, algunas iglesias ofrecían la oportunidad de asistir a grupos pequeños exclusivamente en línea. Ahora, la mayoría de las iglesias tienen algún tipo de experiencia grupal en línea.

Ventajas: Unirse y asistir a un grupo en línea es un reto más sencillo de superar. Una invitación a un grupo en línea es tan simple como enviar una invitación de Zoom. La mayoría de las iglesias han informado tasas de asistencia as sus grupos más altas desde que lo hacen en línea.

Contras: Tan fácil como unirse a un grupo en línea, también es tan fácil desaparecer de uno. La rendición de cuentas es más difícil de lograr en un formato solo virtual.

Un estudio bíblico consistente no será suficiente para discipular a alguien; solo ayudará a los miembros del grupo a buscar en la Biblia respuestas a las preguntas de la vida en lugar de limitarse a las preguntas de unos a otros.

 

Estos son seis de los sistemas de grupos más populares disponibles, pero su sistema puede ofrecer grupos de diferentes categorías.

Es más importante saber por qué ofrece los tipos de grupos que ofrece, para poder tener una visión coherente de por qué las personas deben liderarlos y unirse a ellos.

Autor: 

CHRIS SURRATT (@ChrisSurratt) es el especialista en discipulado y grupos pequeños de LifeWay Christian Resources, consultor y Coach de ministerio con más de 20 años de experiencia, y autor de Leading Small Groups: How to Gather, Launch, Lead, and Multiply Your Small Groups.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here