Home Ideas Nuevas 4 COSAS QUE PUEDES HACER CUANDO SIENTES GANAS DE RENUNCIAR

4 COSAS QUE PUEDES HACER CUANDO SIENTES GANAS DE RENUNCIAR

0
4 COSAS QUE PUEDES HACER CUANDO SIENTES GANAS DE RENUNCIAR

Con un coronavirus persistente y una amplia division politica y racial, es fácil sentirse desilusionado y cansado al intentar navegar en este mundo. Puede ser aún más retador cuando intentamos liderar un grupo pequeño atráves de este tiempo histórico. Podemos sentirnos cansados, insuficientes y con ganas de renunciar.

Liderar un grupo pequeño toma tiempo de nuestras agendas. Requiere sacrificio y vulnerabilidad. Liderar un grupo pequeño te abre puertas al dolor y puede ser emocionalmente desgastante algunas veces. Un líder puede preguntarse si los miembros de su grupo están creciendo y si están “entendiéndolo”. El camino más sencillo es renunciar. Pero no puedes escapar a tu llamado de liderar un grupo. Steven Glanden dice en su libro Planning Small Groups with Purpose (Planificando grupos pequeños con propósito) “No te metas tanto en tus quehaceres que te hagan olvidar tu llamado”. Tienes un corazón para guiar a otros y a decir verdad, ¡tú también estás creciendo en el proceso! Ciertamente algunas veces es necesario tomarse un corto descanso. Pero déjame motivarte a no renunciar y a darte cuatro maneras para seguir intentándolo.

 

  1. Fija tu mirada en Jesús – DEPENDE

Hebreos 12:2 Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la Fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrio la cruz, menospreciando oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

La palabra “puestos” aquí en Hebreos puede ser traducida como fijar nuestros ojos en. En lugar de enfocarnos en Jesús algunas veces empezamos a enfocarnos en situaciones y dificultades alrededor de nuestro grupo pequeño y esto puede hacer que nos den ganas de renunciar. Fijar nuestros ojos en Jesús indica que no podemos desviar nuestra mirada de Él, porque hemos sido transfigurados con su grandeza y nuestra NECESIDAD de Él. De esto se trata nuestra dependencia en Dios porque Él es “la fuente y consumador” de nuestra Fe. Él es nuestra fortaleza cuando sentimos que nos rendimos. Cuando sientas ganas de renunciar, reenfócate en la persona de Jesucristo, en su gracia y amor para ti. Él nos hace capaces de hacer lo que no podemos hacer con nuestras propias fuerzas. ¡Dependamos de Él!

  1. Fija tu mente en Jesús – RECUERDA

Hebreos 12:3 Considerad aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo para que nuestro ánimo no se canse hasta desmayar.

La palabra “considerar” aquí significa reflexionar sobre, meditar. Cuando sentimos que nos rendimos en nuestro grupo pequeño o que tiramos la toalla, recuerda a Jesús. Reflexiona sobre lo que Él experimentó al venir a este mundo a salvar a la humanidad enfrentando la oposición hasta su crucifixión. Podemos encontrar fortaleza y coraje para continuar sabiendo lo que Jesús enfrentó. No te canses; algunos en tu grupo pequeño crecerán y darán fruto y otros serán un reto para ti. Fija tu mente en Jesús durante esos tiempos difíciles y encuentra fortaleza para no renunciar. Recuerda lo que Él enfrentó y conoce que Él no solamente entiende lo que estás pasando porque Él lo experimento, sino que además su espiritu vive entre nosotros y te dará el mismo poder para enfrentarlo. Necesitamos intencionalmente llenar nuestras mentes con la palabra de Dios y recordar lo que Jesús ha enfrentado por nosotros.

  1. Entiende que estás haciendo la diferencia – CONFÍA

1 Corintios 15:58 Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.

¡El trabajo que estás haciendo en los grupos pequeños importa! El tiempo que inviertes, los sacrificios que haces y las dificultades que surgen no son en vano para el Señor. Dios está trabajando detrás de camaras aún cuando no lo puedas ver. La palabra de Dios no regresa vacía si no que obra de acuerdo a su voluntad y propósito.

Através de los grupos pequeños tenemos la oportunidad de hacer discípulos que hacen discípulos. En los grupos pequeños conocemos personas a un nivel más profundo y a cambio conocemos la verdad en el amor de unos hacia otros. Los líderes de grupos pequeños crean un ambiente donde otros pueden crecer y madurar espiritualmente. Estamos siendo obedientes al llamado de hacer discípulos y enseñarles a hacer lo mismo (Mateo 28:18-20).

El ministerio de grupos pequeños puede ser retador y algunas veces podemos inclusive preguntarnos si vale la pena. Entiende que estás haciendo la diferencia independientemente de lo que veas con tus ojos o los resultados que no puedas ver. Tu servicio a Dios no es en vano. Confía en su obra su voluntad y su palabra.

  1. Cree que Dios es fiel – DESCANSA

1 Tesalonicenses 5:24 Fiel es el que os llama, el cual también lo hará.

Si Dios te ha llamado a liderar un grupo pequeño, Él te respalda. Dios no nos llama sin equiparnos y empoderarnos en el proceso. Él no sólo nos llama a hacerlo, sino que también lo hace. Dios está justo ahí esperando para fortalecernos e impulsarnos. Él es el principio y el fin, el autor y consumador de nuestra Fe (Hebreos 12:2). Él nunca falla y está siempre ahí para guiarnos y darnos su sabiduría si se la pedimos (Juan 1:5). Decir que Dios es fiel significa que Él es confiable y que llevará acabo lo que ha dicho que hará.

Dios nunca me ha dejado caer cuando he sentido que me rindo. Dios ha sido fiel y me ha sostenido respirando vida dentro de mí y dentro de mi ministerio cuando me he vuelto hacia Él. ¡Es fiel aún cuando nosotros no lo somos! Confía en su fidelidad y descansa en Él. No te rindas, más bien comprométete a obedecer el llamado que Dios te ha hecho.

 

Autor: Peter Clow

Peter vive en New Hampshire con su esposa y sus tres hijos. Ha servido como pastor de Discipulado en la Iglesia Bautista Emmanuel desde 2014, supervisando el ministerio de grupos pequeños. También es un veterano de la Fuerza Aérea que trabaja para una empresa líder de defensa y aeroespacial. A Peter le apasiona predicar y enseñar la Palabra de Dios y ayudar a conectar a las personas en grupos pequeños. Él cree que la transformación espiritual ocurre a través de la comunidad bíblica. Cuando no está estudiando liderazgo o leyendo un libro, lo encontrará entrenando a uno de los equipos deportivos de sus hijos.

.

Peter Clow

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here