Home Ideas Nuevas 5 SEÑALES DE ADVERTENCIA DE QUE NO ESTÁS HACIENDO CRECER TU MINISTERIO

5 SEÑALES DE ADVERTENCIA DE QUE NO ESTÁS HACIENDO CRECER TU MINISTERIO

0
5 SEÑALES DE ADVERTENCIA DE QUE NO ESTÁS HACIENDO CRECER TU MINISTERIO

Como responsable de grupos pequeños, usted es esencial para la estabilidad y el crecimiento de su iglesia. Permítanme aportar un poco de claridad al término “crecimiento”. Esto no se refiere únicamente al crecimiento numérico. Si bien eso es importante y sin duda ocurre en ministerios saludables, me refiero al crecimiento y la formación espiritual. El crecimiento requiere establecer y construir una base de hábitos saludables. Cuanto antes y más consistentemente se sigan, más crecimiento se logrará.

Aquí hay cinco señales de advertencia de que no está haciendo crecer tu ministerio.

ESTÁS OCUPADO, OCUPADO, OCUPADO

La sociedad enseña y glorifica a los que “trabajan más duro”. Ciertamente, hay un principio bíblico en trabajar duro (Colosenses 3:23), pero el viejo adagio de “trabajar más inteligentemente, no más duro” parece cierto aquí. El estar ocupado puede provocar fatiga y cansancio. Identifique las áreas de su ministerio de mayor impacto y trabaje para conseguir la máxima efectividad. Encontrará que esto reduce su nivel de esfuerzo y aumenta su rendimiento. También sentirá un renovado vigor para el ministerio.

ESTÁS SATISFECHO

Definitivamente hay salud en estar satisfecho y es importante apreciar las bendiciones que el Señor te ha dado. Pero si encuentra que está evitando tomar riezgos y está satisfecho con el “status quo”, es posible que deba volver a examinar este nivel de satisfacción. Siempre hay un nuevo ámbito de influencia ministerial para una comunidad de la iglesia y el crecimiento no es posible si la satisfacción es el sentimiento principal.

DESTACAS TAREAS Y NO RELACIONES

Seamos honestos, a veces ser el responsable está asociado a una lista (aparentemente) interminable de cosas por hacer. Ciertamente, hay semanas o incluso estaciones que pueden ser abrumadoras en este sentido. Pero como ministros que enfatizan las relaciones, nunca podemos olvidar estas relaciones en nuestras propias vidas. Reemplace el énfasis de una lista de verificación de tares por un enfoque en las relaciones con los miembros de su grupo pequeño, líderes de grupo, capacitadores, etc. Estas relaciones ayudarán a catalizar la visión de cualquier ministerio más de lo que cualquier lista de verificación completa podría.

Además, forme relaciones con amigos, socios en el ministerio y mentores que lo acerquen a Dios. Estas relaciones le brindarán orientación, aliento y celebrarán adecuadamente sus esfuerzos ministeriales.

ESTÁS VIVIENDO EL LLAMADO DE ALGUIEN MÁS

Como joven ministro de Jóvenes, constantemente estaba dando forma a sermones adaptando otros sermones que había escuchado. Obviamente, no hay nada de malo en esto. Se ha hecho durante cientos de años de una forma u otra, pero en el proceso me olvidé de dejar hablar a mi propia “voz”. Dios te ha dado un llamado y una voz únicos para tu comunidad. ¡No lo descuides! ¡Estás en una ciudad, iglesia y posición porque Dios te quiere allí! Dios tiene una visión y un propósito especial para ser vivido a través de tu propia vida y te animo a que lo busques al máximo.

HA PERDIDO LA FE DE QUE EL CRECIMIENTO ES POSIBLE

El Ministerio puede ser un mundo gratificante pero difícil. La demanda de servir es ciertamente un honor sagrado, pero hay momentos en que esto puede ser abrumador. Del mismo modo, es probable que tengas una historia de haber intentado algo al inicio que no funciono, alguien que te ha desanimado o una combinación de eventos que parecieron acabar con el entusiasmo que alguna vez tuviste. Esto ocurre con seguridad en muchos ámbitos de la vida, pero la eternidad es la más afectada por esta situación.

 

Deja que este artículo sea una señal o un recordatorio rápido de que el Señor apenas ha comenzado su obra en ti. Con un mundo en constante caos, confusión y dolor, tienes la fe que se necesita para salir adelante. No pierdas la esperanza o la fe en tu capacidad de ser la persona que Dios usará para traer personas y familias a Cristo. No olvides que los grupos pequeños que ayudas a otros a iniciar, para los cuales provees recursos y de los que te preocupas, son los grupos que fomentarán las relaciones eternas con nuestro Padre Celestial.

 

Autor: John Tyler Black

JT es el pastor de Grupos Pequeños en la Iglesia Stevens Creek en Augusta, GA. Le gusta conectar a las familias con otros y con la iglesia local. Cuando está lejos del escritorio, le encanta estar con su familia y todo acerca del baloncesto.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here